Obras con Rafa García

Nacido en Málaga en 1997, García se define como un artista inquieto, curioso, en constante búsqueda de inspiración y abierto a experimentar. 

Estudió Publicidad y Comunicación digital y, no contento con la oferta de trabajo existente, comenzó a hacer lo que siempre le había gustado: pintar. Y, aunque el arte y la pintura han estado presentes en su vida desde muy pequeño, fue la pandemia el verdadero punto de inflexión en su carrera:  

 

“Pertenezco, por suerte, a ese grupo de personas que han salido reforzadas de esta crisis. Debido a la situación no pude continuar con mi carrera profesional. Durante el confinamiento, mi amiga Maca me pidió que le hiciese unas láminas para su habitación. Las subí a Instagram y esto, junto con mi inquietud personal por crear cosas nuevas, me ha traído hasta aquí”. 

 

Filtros activos

Obras de Rafa García

36,00 €

Su objetivo es seguir transmitiendo emociones a través de sus pinturas y generar ese del que hablaba diálogo con el espectador. Pero, ¿dónde le gustaría llegar a Rafa García? “El mundo del arte es un terreno a explorar que presenta posibilidades infinitas, y estoy seguro que acabaré encontrando un estilo propio en el que me encuentre cómodo y sea capaz de expresarme tal y como soy. Creo que es importante centrarse en explotar lo que se posee, saber moverse o, simplemente, aprovechar las redes sociales para exprimir al máximo sus posibilidades. No sé qué haré dentro de un año, pero nunca querré dejar de aprender”. 

Piramide de Rafa García

29,00 €

Su objetivo es seguir transmitiendo emociones a través de sus pinturas y generar ese del que hablaba diálogo con el espectador. Pero, ¿dónde le gustaría llegar a Rafa García? “El mundo del arte es un terreno a explorar que presenta posibilidades infinitas, y estoy seguro que acabaré encontrando un estilo propio en el que me encuentre cómodo y sea capaz de expresarme tal y como soy. Creo que es importante centrarse en explotar lo que se posee, saber moverse o, simplemente, aprovechar las redes sociales para exprimir al máximo sus posibilidades. No sé qué haré dentro de un año, pero nunca querré dejar de aprender”.